9 feb. 2013

HUÉSPEDES


Los nuevos huéspedes eran educados, limpios y pagaban al día. Al posadero le gustaban mucho, aunque les brillasen los ojos en la oscuridad.

 Pablo Vázquez Pérez