6 feb. 2013

RELÁMPAGOS

Cerró los ojos y cesaron los extraños resplandores de la tormenta. Al abrirlos vio a los alienígenas intimidantes, al pie de su cama.
Pablo Vázquez Pérez
Noche de tormenta en una ciudad INTEF