30 may. 2015

CONSEJILLOS PARA PERDER CONCURSOS VII

IDEA Nº 7
USA LA MITOLOGÍA CLÁSICA Y TRATA DE HACER COMEDIA
A PARTIR DE LA MISMA
(fracaso culto)
Y no te equivoques de concurso, a los de la Facultad de Historia quizás les haga gracia, pero a los de la Facultad de Derecho, no tanto. Y mucho menos a los juristas que presiden comunidades de vecinos.
Este microrrelato lo envié al VI Concurso de microrrelatos sobre abogados en agosto de 2014, ni premiado ni seleccionado, claro está ¿no se nota? Las cinco palabras obligatorias fueron: reservado, concentración, pupila, habilitar y sospecha.
Pero, seamos serios, si lo del talón de Aquiles incluso aparece en el diccionario de la RAE:

1. m. Punto vulnerable o débil de algo o de alguien.




SU TALÓN

Aquiles, mientras estudiaba, era el alumno más brillante de su generación. Incluso los catedráticos evaluaban sus exámenes con las pupilas exhaustas y sorprendidas por lo que leían en aquellos ejercicios, siempre perfectos.

Al preparar la oposición, cuando Aquiles cantaba los temas, el preparador tenía que habilitar un espacio reservado en su academia para que le pudieran escuchar juristas prestigiosos y letrados interesados.

En los juicios era el terror de los abogados y la admiración de los jueces. Por supuesto, tanto unos como los otros, además de los miembros del jurado, tomaban nota de las intervenciones de Aquiles con gran concentración.

Sin embargo Quili -así le llamaban sus vecinos- que como sabemos fue un ejemplar estudiante, un opositor tremendo y también un fiscal invencible, levantaba sospechas por su incompetencia en la sala de juntas de la urbanización, siempre que ocupaba la presidencia de la comunidad.

Ahí era un inútil.
Pablo Vázquez Pérez