13 oct. 2011

HAIKUS vs MICRORRELATOS

En primer lugar, debajo se pueden leer varios microrrelatos participantes en el Premio Eñe de literatura móvil.

LA RAYA. El monte bajo arroja el agua de la cascada sobre la frontera.

TOBY. Sale a pasear, agobiado por la correa y el paso lento de su amos. Mira a los transeúntes, que se alejan asustados cuando se acerca. Él sabe que es un buen animal, aunque sus dueños lo observan con desconfianza.

CULTO AL FÍSICO. Los cuerpos bellos, tan agrietados como las obras de arte.


Y en las próximas líneas los haikus usados para transformarlos en estos microrrelatos.

El monte bajo
arroja la cascada
en la frontera.

Buen animal
aunque sus dueños miren
con desconfianza.

Los cuerpos bellos
tan agrietados como
las obras de arte.

Como expone el famoso dicho "En el amor y en la guerra está todo permitido", se puede añadir que en los concursos literarios, también.
En este caso se trata de tres haikus (aquí su definición) que fueron "maquillados" como microrrelatos. Aunque esto ya lo hice también con los de esta entrada previa en Sin Bulla.