18 jun. 2012

EL DÍA DEL FIN DEL MUNDO

Hoy es lunes 18 de junio, son las nueve de la noche, aproximadamente. España disputa el tercer partido de la primera fase de la Eurocopa 2012. No me gusta el fútbol y, a día de hoy, me importa lo mismo qué equipo vaya a ganar, o al menos me importa tanto como a los polacos o a los holandeses que ya están eliminados de la competición.
Me ha dado por ojear la información de las carreteras y, en algunas salidas y lugares de Madrid, así están las cosas a esta hora, cerca de las 21:30 h.:
En la Plaza de Castilla (cerca de los dominios de Bankia)
En la plaza de Colón (lindando con los antiguas Torres de Jerez -Rumasa-)

Cerca de la Zarzuela, sede del Palacio de la Familia Real

Y así están las entradas y salidas a los túneles de Despeñaperros

Si tuviéramos el poder de convocatoria del fútbol, si nuestros dirigentes y opositores políticos fueran jugadores o técnicos de la selección española.
Si cualquier político tuviera la capacidad de atracción de ellos y las ganas de triunfar, ¿no nos iría mejor a todos?
No sé la respuesta, sólo sé que las calles están casi tan vacías como las carreteras, que España y Croacia siguen empatados a cero.
Que nos importa un carajo el paro, la crisis y cómo nos gestionen desde los distintos poderes. Que sólo nos interesa que gane España la Eurocopa, que luego lo celebraremos llenando todos los lugares que vemos aquí desiertos.
Y que yo me quedo igual que la urraca de esta última fotografía:

5 comentarios:

  1. Yo lo siento Pablo, pero nací en el Río de la Plata, lo que significa que tengo el futbol impreso en el ADN.

    Para mí hay un momento para cada cosa y hoy tocaba.

    Un abrazo desde la compresión a tu crítica.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro.
    No, lo comprendo porque a toda la gente que os gusta el fútbol es algo que se imprime en el carácter, y eso lo respeto, de verdad.
    Lo que más envidia me da de la pasión que genera este deporte es que no se pueda usar esa cantidad de energía y entrega a un equipo, a una selección, a un jugador estrella,etc. Bueno, que no se pueda conseguir y canalizar toda esa energía, toda esa entrega en cometidos más sociales. Sé que no tiene que ver una cosa y otra. Y también se podría decir que un concierto de rock de U2, por ejemplo, tiene mucha entrega y fanatismo, pero no es igual. La gente no sale a invadir la calle por U2, y sí sale si España gana el Mundial, como lo ganó. Salió mucha gente a la calle, en son de paz (en general) y en sincronía a celebrarlo.
    Esa espontaneidad y camaradería voluntaria es lo que me deja perplejo que no lo consigamos para otros cometidos.
    Todo este rollo para decir que me da envidia que no se consiga esa misma entrega en otras proezas, incluso más cotidianas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pablo, ya están las ventanas llenas de banderas, anoche el comentalista estaba a punto del infarto, en casa no se podía hacer otra cosa, incluso sin ser futbolera tuve que dejar el libro que estaba leyendo a un lado y ver el final, que no acababa de ganar la selección, y después las caras desoladas de los seguidores del otro equipo.
    Somos raros en ese aspecto, qué le vamos a hacer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. pues yo aproveché y fui al cine que además era más barato;) y fue maravilloso compartir un tiempo entendiendo lo que vale ser una persona serena, a pesar de haber sido golpeada por la vida y continuar viviendo con fortaleza, amor, autenticidad y sin juzgar a nadie. Las estaciones en una localidad remota (en España se nos hace un mundo seguir la vida después de que nieva)se suceden en un trascurrir cotidiano en el que me sumerjo durante todo el metraje, formanfo parte de un espacio humano. A mí me mereció la pena ver Monsieur Lazhar además, en la mejor de las compañias, con una amiga con la que comparto autenticidad e incondicionalidad

    ResponderEliminar
  5. Hola Loli
    Si en mi caso el partido lo estaban viendo en casa, así que también me iba enterando. Fíjate que no me meto con el rollo de los forofos, sino que me gustaría que esa pasión se usara también con el mismo ahínco para más acciones.
    La verdad que pensaba haber salido a la calle a tomar fotos, pero las carreteras me parecen más fotogénicas en cuestión de vacío y las capturé de la DGT y del Ayuntamiento de Madrid. Un abrazo.

    Hola Ana
    Esa película yo también quiero verla. Si lo llego a saber me apunto. Sí, la del Porfesor Lazhar, no sé si lo escribí bien. Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus palabras.