10 sept. 2012

MONSTRUITOS

- ¿Falta mucho, mami?
­- Pero si todavía no hemos embarcado.
- ¿En barco, vamos en un barco? ¿Con delfines, tortugas gigantes y ballenas? Tiburones no, me dan miedo. Los colmillos muy grandes, llevan muchos y muerden como Jime, la mayor de la guarde. Quiero ver focas, en la nieve, como Quita, mi foquita. ¿La ves mami?, la cogí para que vea más focas, y leones de los marinos. ¡Yo quiero, yo quiero, quiero salir ya! ¡Porfa, porfa mami!  ¡Porfa, porfa mami!
- Tranquilo Dani, tranquilo, ¿porqué has traído el peluche? Con lo viejo que está, tan despeluchado y ese roto que tiene en la tripita, dámelo.
- No, no, es mío, me lo regaló el tío y me lo llevo… Tiene pupa, como papi ¿verdad mamá?
- Anda, ven conmigo. Vamos a mirar por la ventana grande esos aviones tan chulos que aterrizan. Mira, mira, míralos con las alas, aquél que despega y sube hacia el cielo…
- A la nube, a esa que parece un coche. Sí y van muy ráaapido, bruuuummmmm. Van a chocar el avión y el coche, ¡plaf!, ¡boummm!
- No parece un coche, Dani, es una nube y el avión la atraviesa y sigue volando.
- Sí, mami sí, el coche grande que chocó con el de papi, delante del taxi, en el taxi lo vimos. Y se agarró al globo blanco que salió del volante…
- Sí Dani, tenía sueño porque estaba malito.
- … y como estaba tan malito no lo despertaste ¿verdad?
- Sssí, sí, tenía que dormir.
- Porque se manchó de rojo, la nariz y la boca y los dedos todos colorados con el rotu roto. Si se levanta pronto lo mismo llega ahora y viene con nosotros.
- Claro Dani, puede ser pero papá va a tardar un poco más, así que vamos a la cola.
- ¿”Pa” qué es la  cola?
- Para subir al avión hijo.
- Y vamos a ver a Mickey y Donald y Woody
- No, no tesoro, no vamos a Paris. Nos vamos a Viena.
- Donde hacen el pan, sí, sí y las salchichas, qué ricas.
- Pero las de allí te van a gustar mucho más.
- Qué bien, vale. ¿Está cerca de casa?
- No, hijo no, es más lejos.
- ¿En la playa, con los tíos?
- No, mucho más lejos, es otro sitio más allá del mar.
- ¿Y tardaremos muchos días?
- Ay, no, no. Tardaremos mucho menos porque vamos volando del tirón, sin parar y veloces como el rayo.
- McQueen, como Rayo McQueen y los coches.
- Sí, y en lo que tardes en ver la peli ya estaremos aterrizando allí. Y así verás al abuelo Samuel y a la abuelita Hannah.
Pon el peluche con mi bolso, encima de la cinta de plástico negro, Dani.
- Y nos comeremos las chuches que nos gustan, que las llevo yo.
¿Qué chuches me dices cariño?
- Las del coche de papá, se le cayeron al suelo, unas gominolas muy bonitas, de colores y monedas de chocolate duro y…
-¿¡Dónde las escondiste Dani!? ¡Dónde!
- En mi peluche, para dárselas a la abuelita. No me mires así que me asustas, mami.
-…
- POR FAVOR SEÑORA, DETÉNGASE INMEDIATAMENTE. LLAMANDO A ADUANAS, MUJER SOSPECHOSA EN ÁREA DE EMBARQUE, AVISANDO A ADUANAS, REPITO, SOSPECHOSA EN ÁREA DE EMBARQUE.
- ¿Qué, qué sucede agente?
- HAGAN EL FAVOR DE PARARSE USTED Y EL NIÑO Y ESPEREN QUE MI COMPAÑERA LES ACOMPAÑE A LOS DOS.
- Mami, ¿qué pasa?
- LEVANTE LOS BRAZOS, CRUCE LAS DOS MANOS DETRÁS DE SU NUCA Y SÍGANME USTED Y EL NIÑO. HOLA, ¿CÓMO TE LLAMAS?
- Mamá, no conozco a esta señora de verde, ¿se lo digo?
- Sí hijo, díselo.
- Me llamo Dani, y quiero ya a mi foca que se llama  Quita. ¡Es mía!

Pablo Vázquez 

Colgado el año 2011 en la selección de relatos sobre Viena de la web literaria y radiofónica Sexto Continente
Logo de la web del programa de radio, Sexto Continente