22 jun. 2014

CUERPO DE DOCTRINA


El abogado terminó su alegato con el mismo aplomo que demostraba al acabar una conferencia; o quizás con un poco menos de serenidad.

Le delató esa lágrima resbalando por su mejilla, mientras en su cabeza resonaba sólo una palabra, desahucio. Todo perdido, sin esperanza.

La doctrina amparaba al juez, firme en su sentencia triste y certera. El cliente pagaría el pato.
Pablo Vázquez Pérez

Como empieza el verano y es época de rebajas, voy a rescatar aquí todos los microrrelatos que envié a las tres últimas ediciones del Concurso de microrrelatos de Abogados, "un suicidio artístico y profesional en condiciones" por mi parte.
Conste que he mandado unos veintinueve (29) en tres años y solo me han escogido dos por el momento:

Las palabras propuestas para el que protagoniza esta entrada fueron:
pulsándolas se pueden leer los microrrelatos que sí fueron seleccionados entonces.
Os dejo una imagen refrescante para mitigar el calor.
foto: Pablo Vázquez