4 jul. 2012

A LA DERIVA

Si el viento amaina yo la abrazaré bien fuerte y me la llevaré conmigo. En cuanto alcance con dos brazadas a esa Vírgen Inmaculada con el niño tallado en madera, flotando entre las ropas y los restos de equipajes.
No puedo ver el mástil, ya se hundió del todo.
¡Vaya, alguien agita los brazos entre aquellos toneles! Quizás podamos llegar juntos hasta la costa.

Pablo Vázquez
Publicado en ESTA NOCHE TE CUENTO
el mes de Junio. La premisa para escribir microrrelatos fue "Como el viento".