29 mar. 2013

CAPAS


Enderezó el marco de la obra que decoraba la pared principal del salón. Palpó la pintura, seca. Rozó los trazos con las yemas de sus dedos y llamó al sirviente a viva voz, apoyándose sobre una vara de olivo larga y fina.

El mayordomo caminaba portando una pequeña maleta, dispuesto a huir de la mansión. Un labrador de pelaje claro y ojos amenazantes se interpuso entre el joven y la puerta de entrada, obligándole a retroceder hasta el dueño invidente.

- ¿Óscar, pensabas marcharte sin despedirte de nosotros?

El chico era incapaz de articular una palabra.

- Anda, cuéntame qué ves en el retrato, sin mentiras.

Ilustración de Daniel Camargo
Sobre el cuadro podían percibirse manchas superpuestas fomando un dibujo abstracto. Óscar, atemorizado, tomó aire y dijo

- Señor, sólo veo colores. Son bonitos, parecidos a las formas que se ven al cerrar los ojos tras sentir un fogonazo.

El ciego escuchaba sonriendo mientras el joven se desmayaba y caía al suelo.



- ¡Billeteeees!, por favor muestren sus billetes.

Óscar despertó al grito del revisor. Aturdido, se asomó a la ventana del vagón desde la que miraba desfilar las formas del paisaje como si fuera un lienzo inacabado.

Pablo Vázquez Pérez

El mes de febrero el homenaje literario de Esta Noche Te Cuento fue
para Oscar Wilde y la inspiración su novela El retrato de Dorian Gray.
Lo traigo aquí y lo enlazo también en su lugar de publicación.