22 oct. 2011

LA JUNTA

Todos discutían, voceando al mismo tiempo, hasta que el nuevo propietario entró por el portal.

-La noche es espléndida, ¿no creen?

Los vecinos le observaban callados y atentos, hipnotizados por su dentadura y sonrisa perfectas. Ajenos a las gafas de sol que cubrían su mirada. Ignorantes del espejo que no devolvía su imagen.